Receta salsa alioli

La salsa alioli es de origen menorquín, es decir, por si alguien tiene dudas sobre esto, hablamos de las Islas Baleares en España, y es una salsa muy polivalente que podríamos decir que es una mayonesa con ajo, deliciosa y que con un poco de pan simplemente ya es deliciosa.




En el fondo se trata de una mayonesa con ajo, que nos llevará unos pocos minutos hacer, puedes añadirle otros ingredientes y conseguir algunas variaciones interesantes como por ejemplo la que tienes en la receta del alioli verde que está hecho con perejil.

Ingredientes de la salsa alioli

Los ingredientes para la receta del alioli son muy pocos y los tenemos en casa, así que prepárate y vamos a ello. Estos serían:

  • Dientes de ajo.
  • 1 huevo.
  • Sal.
  • Vinagre o limón.
  • Aceite de girasol.



Preparación de la salsa alioli

El alioli tradicional, al igual que otras muchas salsas y platos se hacía con el mortero. Cierto es que puede salir muy bueno, pero como no queremos cansarnos vamos a el robot de cocina.

Por lo tanto, metemos en la batidora ajos, sal y un poco de aceite, el limón o vinagre y trituramos hasta que el ajo haya desaparecido prácticamente.

Nuestro consejo para que no se corte el alioli y además usar el menor número de aceite posible, es mezclar los ingredientes inicialmente inicialmente sin el huevo una vez bien triturado lo añadimos y agregamos aceite hasta conseguir el espesor adecuado. Recuerda que la idea también es que los ingredientes estén a temperatura ambiente, así que igual debería sacar los huevos de la nevera antes de preparar la salsa.

Muchas opciones de alioli más espesos o amarillos se hacen solo con yema de huevo o con un una yema de más. Pruébala y corrige de sal si es necesaria la salsa.

Puede servir como complemento de numerosos platos y es muy habitual encontrarla junto a pescados, carnes, pastas y, sobre todo, patatas ya sean fritas o asadas.




Trucos de la salsa alioli

Si usas aceite de oliva te en cuenta que vas a tener un alioli con muchísimo sabor, estará fuerte, igual mejor que uses aceite de girasol. Lo que sí puedes hacer es hacerla con una mezcla de aceites, y usar ambos para conseguir un sabor un poco más personal sin que sea tan fuerte.

El ajo será aquí quien haga que alioli esté más o menos fuerte, así que si pones más de 3 o 4 dientes conseguirás un alioli muy «rabioso».

Si algún día vas a asar al horno alguna carne, pescado o patatas, coger dos o tres cabezas de ajo enteras y las metes en el horno a asar. El resultado será increíble, ya que podrás usar ese ajo que estará hecho pura «mantequilla» con sal y aceite para elaborar un alioli con ajo al horneado que quizás no hayas probado nunca y que además es más fácil de elaborar.

Si quieres darle otro toque de sabor diferente puedes añadirle también un poco de pimienta molida y le darás un puntito agradable. Incluso puedes usar las de colores para encontrar esos puntitos diferentes.