Receta salsa mayonesa

La mayonesa es una salsa fría que todos conocemos que con sal, zumo de limón y/o vinagre nos sirve para acompañar todo tipo de platos y snacks. Es de origen español, en concreto menorquín y existen infinidad de marcas industriales en el mercado. Cierto es que está asociada a la comida rápida y es muy calórica, por lo que como en con otras muchos alimentos hay que intentar reducir su uso.

Tenemos varias recetas de mayonesa en nuestro sitio web, de hecho hablamos más sobre ella en la receta de mahonesa, donde le damos un enfoque más clásico usando solo yema de huevo.




 

Además la salsa mayonesa es una salsa base para otras muchas como alioli, salsa rosa, mayonesa caramelizada, con remolacha, etc…

Ingredientes de la salsa mayonesa

Los ingredientes para la mayonesa son archiconocidos, pero tenemos que «elegir» entre usar vinagre o zumo de limón. La verdad es que no tengo preferencia, podríamos hacer una cata, o incluso añadir ambas a medias cantidades.

El verdadero punto está en si debemos usar aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra. Lo cierto es que una cuestión de gustos, y al usar aceite de oliva su sabor será  más fuerte.

Por lo tanto los ingredientes para nuestra mayonesa, pueden ser:

  • 2 huevos
  • Aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón o chorrito de vinagre
  • Sal



Preparación de la salsa mayonesa

Añadimos los huevos con el zumo de limón y la sal y mezclamos. Cuidado con la cantidad e limón que se añada dependiendo de la cantidad que se vaya a hacer de mayonesa, con dos cucharada soperas debería ser suficiente. Se puede sustituir el limón por vinagre, pero ojo con la cantidad, y tened en cuenta que el sabor será más fuerte.

Agregamos el aceite poco a poco de girasol poco y movemos la batidora rápidamente para que espese y no se nos corte. Si usáis aceite de girasol el sabor será más suave, si la hacéis con aceite de oliva el sabor será muy fuerta y sabrá más a aceite.




¿Por qué se corta la mayonesa?

Tanto con la salsa mayonesa como con otras muy parecidas como el alioli, muchas veces nos encontramos que se nos corta. El principal problema está en que lleva demasiada cantidad de aceite y se bate demasiado. Lo mejor es añadir el limón antes que el aceite para que no se nos corte fácilmente y ya con un poco de aceite le añadimos el huevo.

En caso de que se nos corte podemos volver a restaurarla añadiendo agua caliente poco e ir batiendo hasta volver a restructurarla.