Aliño de miel y mostaza




Un aliño muy tipico para las ensaladas es el de miel y mostaza, que es muy parecido a la salsa del mismo nombre, pero que en esta ocasión está rebajada para que sea más que una salsa espesa una vinagreta de estos sabores.

Receta salsa sobrasada




Es la típica salsa que se puede acompañar con otros ingredientes dada su “fuerza”. Frutos secos como los piñones, la miel y el queso pueden hacer casi un plato perfecto por completo. Si a esto le añadimos un poco de pasta tendremos una plato contundente listo, y también podemos usar la salsa sobrasada con carnes.

Ingredientes de la salsa de sobrasada

Los ingredientes para la salsa sobrasada no son complicados de conseguir, lo más probable es que los tengas todos en casa. Veámoslos a continuación.

  • 50 gramos. de sobrasada ibérica
  • Media cebolla cortada
  • Misma cantidad de puerro que de cebolla
  • Medio vaso de vino Pedro Ximenez o dulce.
  • Un chorrito mínimo de aceite de oliva
  • Dos cucharadas de miel



Preparación de la salsa de sobrasada

La elaboración de la salsa es bastante simple y rápida, por lo que no nos llevará más de 5 minutos tenerla lista.

Picamos la cebolla y el puerro muy bien. Si lo hacemos con el cuchillo le dedicamos un poco de tiempo a picarlo en una dirección y en otra, si lo hacemos con una picadora lo trituramos bien. De hecho lo recomiendo, para que quede tan picado que la cebolla y el puerro queden como una compota.

Añadimos el chorretín de aceite de oliva en una sartén, y sofreímos a fuego lento la cebolla y el puerro. Una vez que esté listo sin que se nos queme ni lo más mínimo  añadimos el vino y aumentamos un poco el fuego para que reduzca.

Bajamos el fuego otra vez y añadimos la sobrasada, la movemos un poco para suelte sus jugos y para que vaya deshaciéndose. Al minuto añadimos la miel y lo vamos mezclando todo hasta conseguir la textura que queremos y la dejamos lista.




Trucos para la salsa de sobrasada

Esta es una salsa para servir caliente o mezclar con pasta como si fuera una boloñesa a menos que la pongas en el plato por encima una pasta blanca. Ten en cuenta que cuando haya reposado es muy posible que se desligue un poco y necesites volver a calentarla muy poco y mezclarla con energía.

Puedes preparar la salsa justo en el momento de emplatar. Si estas haciendo una carne a la que acompañará puedes hacerla en el último momento o añadirla a la pasta cuando ya esté esta escurrida.

También puedes preparar la receta de la salsa sobrasada con nata de cocinar. Se trata de añadir una buena nata espesa para conseguir una salsa más ligada y decolorada como cuando haces una salsa de queso philadelphia  por poner un ejemplo o una salsa carbonara.




Receta salsa de ciruelas

Esta salsa se usa mucho como salsa fría en platos de comida oriental o incluso para dipear, o mojar, como diríamos en español, pero lo cierto es que  también se puede preparar para consumir caliente con una buena carne y va muy bien.

Puede ser una buena buena salsa para usar con carnes asadas en Navidad, acompañada de un buen puré de patata.




Ingredientes de la salsa de ciruelas

Los ingredientes para elaborar la salsa los podemos encontrar fácilmente en cualquier supermercado, no estamos elaborando nada con ingredientes difíciles de conseguir, y es muy probable que la mayoría los encontremos en nuestra cocina. Estos ingredientes serían:

  • 150 gramos de  ciruelas pasas.
  • Un chorrito de aceite de oliva virgen extra
  • Un par de cucharadas de mantequilla
  • Media cebolla
  • Un vaso de vino tinto
  • 4 tazas de caldo de pollo
  • Dos cucharaditas de azúcar moreno
  • Medio vaso de agua.
  • Sal



Preparación de la salsa de ciruelas

Primer paso habitual como en otras muchas salsas cuando usamos cebolla, es ponerla a rehogarla, en este caso con el aceite de oliva y la mantequilla para conseguir que quede muy suave. Podemos añadirle también un poco de agua para conseguir que quede más caramelizada.

Lo segundo añadir el caldo de pollo y dejar que hierva, para reducir entonces la temperatura y bajarle la intensidad al fuego.

Le añadimos entonces la sal, el azúcar y las ciruelas y dejamos que se cocine entre 15 ó 18 minutos.

Una vez que esté lista la dejamos reposar y vemos como queda finalmente de textura y espesor. Para servirla podemos ponerla simplemente sobre una carne caliente y ya tomará la temperatura adecuada.




Trucos para la salsa de ciruelas

Dependiendo de como la queráis de triturada, podéis usar un brazo robot de cocina cuando la tengáis lista en la olla o incluso al final del proceso de cocción, dejándola así totalmente triturada y suave.

Otra opción y truco para hacer esta receta es usar una mezcla de ciruelas y mermelada de ciruela, pero ojo con el añadido de azúcar entonces, ya que es posible que no lo necesitéis.




Receta salsa de pasas al oporto

Esta salsa está especialmente pensada paracarnes, un solomillo con pasas y nueces, una carne de pollo de forma que quede muy enriquecida gracias al sabor de la salsa o un lomo de cerdo asado al horno, son opciones interesantes para esta salsa, que podemos usar perfectamente en una comida de especial, así que podemos tenerla como arma secreta para nuestras salsas de Navidad.




Ingredientes de la salsa de pasas al oporto

No sé si soléis tener vino oporto en vuestra cocina para cocinar, pero lo cierto es que los ingredientes para esta salsa no son nada extravagantes. Os los listamos a continuación:

  • 100 gramos de pasas.
  • 1 vaso de vino de oporto o Pedro Ximenez.
  • 1 bote de nata ligera para cocinar.
  • 1 cebolla
  • Mantequilla
  • Una pizca de sal



Preparación de la salsa de pasas al oporto

Inicialmente debemos dejar las pasas en remojo en el vino de oporto de forma que estas adquieran todo el sabor del vino. Con 15 o 20 minutos sería suficiente.

Picamos la cebolla muy fina o la pasamos por un robot de cocina de forma que quede muy picada y la pochamos en la sartén con la mantequilla, como solemos hacer con muchas otras salsas.

Una vez sofrita la cebolla, y teniendo mucho cuidado de que no se nos queme, añadimos el vino y las tres cuartas partes de las pasas dejándolo que se cocine a fuego lento unos 8 minutos y reduzca. Es muy habitual hacer reducciones de vino

Luego lo trituramos para que nos quede una salsa fina, que en caso de que queramos espesar un poco podríamos añadirle un poco de maicena o harina con mucho cuidado de no hacerle grumos a la salsa.

Para dejarla lista para servir añadimos el resto de las pasas de forma que estas queden enteras y puedan degustarse directamente y servir como elemento decorativo del plato.




Receta salsa de queso con nueces

Esta salsa a base de queso es ideal para tus platos de pasta, aunque no iría nada mal con un trozo de carne bien jugoso. Si te gusta notar los trozos de nueces cuando masticas y no te molesta encontrarlos acompañados de pasta esta puede ser una opción interesante, de hecho muchas pastas rellenas tipo raviolis vienen rellenas de queso y nueces, así que no es nada extraño preparar esta salsa para ello.




El queso y las nueces han ido de la mano siempre ya sea para picar como para cocinar. Existen además variedades en el mercado de quesos son nueces o pastas de queso para untar con esta mixtura como os comentábamos.

Jugando en la cocina con casi cualquier queso y teniendo en cuenta que podemos tener paladares que no quieran degustar quesos azules en esta salsa, una vez preparada esta, podrá utilizarse como acompañamiento perfecto para nuestros platos

Ingredientes de la salsa de queso con nueces

Los ingredientes para preparar la salsa no son nada difíciles de adquirir en un supermercado. La idea es mezclar varios quesos para desarrollar un sabor más especial y único a vuestro gusto. Los ingredientes entonces podrían ser:

  • 200 gr. de nata para cocinar
  • 50 gr. de queso emmental
  • 50 gr. de queso de cabra
  • 10 nueces peladas y picadas
  • Agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Parmesano recién rallado
  • Sal
  • Pimienta multicolor
  • 50 gr. de queso roquefort (opcional)



Preparación de la salsa de queso con nueces

La preparación no es complicada, ya que los ingredientes más que cocinados necesitan ser emulsionados, es decir, que se mezclen y estén listos para consumir estando estos bien ligados.

Ponemos la  nata con un poco de agua, sal y el chorrito de aceite de oliva en un recipiente a calentar hasta que tengamos el primer hervor y añadimos todos los quesos que vayamos usar junto con la pimienta.

Bajamos el fuego para que no se nos queme o se nos pegue el queso y vamos removiendo sin dejar que hierva hasta que se derritan al completo los quesos y tengamos una textura y espesor adecuados.

Una vez finalizada la mezcla añadimos las nueces previamente lavadas para quitar los trocitos de cáscara que puedan tener sueltos.

Se pueden machacar parcialmente para que tengamos las nueces semienteras y que sea más agradable, aunque en un momento dado se podrían picar la mitad de ellas y mezclar con la salsa.

Pocos segundos después tendrás la salsa de queso con nueces lista y si necesitas que la textura o el espesor sea más ligero añádele un poco más de nata o leche.




Receta salsa mayonesa

Salsa mahonesa o mayonesa

La mayonesa es una salsa fría que todos conocemos que con sal, zumo de limón y/o vinagre nos sirve para acompañar todo tipo de platos y snacks. Es de origen español, en concreto menorquín y existen infinidad de marcas industriales en el mercado. Cierto es que está asociada a la comida rápida y es muy calórica, por lo que como en con otras muchos alimentos hay que intentar reducir su uso.

Tenemos varias recetas de mayonesa en nuestro sitio web, de hecho hablamos más sobre ella en la receta de mahonesa, donde le damos un enfoque más clásico usando solo yema de huevo.




 

Además la salsa mayonesa es una salsa base para otras muchas como alioli, salsa rosa, mayonesa caramelizada, con remolacha, etc…

Ingredientes de la salsa mayonesa

Los ingredientes para la mayonesa son archiconocidos, pero tenemos que “elegir” entre usar vinagre o zumo de limón. La verdad es que no tengo preferencia, podríamos hacer una cata, o incluso añadir ambas a medias cantidades.

El verdadero punto está en si debemos usar aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra. Lo cierto es que una cuestión de gustos, y al usar aceite de oliva su sabor será  más fuerte.

Por lo tanto los ingredientes para nuestra mayonesa, pueden ser:

  • 2 huevos
  • Aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra
  • Zumo de limón o chorrito de vinagre
  • Sal



Preparación de la salsa mayonesa

Añadimos los huevos con el zumo de limón y la sal y mezclamos. Cuidado con la cantidad e limón que se añada dependiendo de la cantidad que se vaya a hacer de mayonesa, con dos cucharada soperas debería ser suficiente. Se puede sustituir el limón por vinagre, pero ojo con la cantidad, y tened en cuenta que el sabor será más fuerte.

Agregamos el aceite poco a poco de girasol poco y movemos la batidora rápidamente para que espese y no se nos corte. Si usáis aceite de girasol el sabor será más suave, si la hacéis con aceite de oliva el sabor será muy fuerta y sabrá más a aceite.




¿Por qué se corta la mayonesa?

Tanto con la salsa mayonesa como con otras muy parecidas como el alioli, muchas veces nos encontramos que se nos corta. El principal problema está en que lleva demasiada cantidad de aceite y se bate demasiado. Lo mejor es añadir el limón antes que el aceite para que no se nos corte fácilmente y ya con un poco de aceite le añadimos el huevo.

En caso de que se nos corte podemos volver a restaurarla añadiendo agua caliente poco e ir batiendo hasta volver a restructurarla.




Receta salsa mostaza y miel

Con un sabor ciertamente agridulce, la salsa de mostaza con un toque de miel es una salsa muy usada en la gastronomía estadounidense.




Como siempre tenemos muchas variantes de esta salsa dependiendo de donde se prepare y con que ingredientes, pero aunque se puede usar perfectamente con carnes, su uso es para picar con snacks y como vinagreta para ensaladas de lechugas y rúculas.

Existen además en el mercado varias salsas de marcas muy conocidas con estos ingredientes.

Ingredientes de la salsa de mostaza y miel

Los ingredientes para elaborar esta salsa están en nuestro alcance en la cocina y más teniendo en cuenta si vamos a usar otras salsas ya hechas para elaborar esta, lo cual no es una mala opción, siempre y cuando se trate de buenas salsas. Podemos elaborar nuestras salsas base también para elaborar esta receta. Los ingredientes por tanto serían:

  • 2 cucharadas de mayonesa.
  • 1 cucharada de postre de vinagre.
  • 1 cucharada de miel.
  • 1 cucharada de mostaza.
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.



Preparación de la salsa de mostaza y miel

Preparar esta salsa no tiene ciencia, se trata simplemente de mezclar todos los ingredientes con un poco de energía de forma que queden todos bien mezclados, hasta conseguir una textura adecuada.

Si optamos por la versión fácil usaremos mayonesa y mostaza ya listas para mezclarla con el resto de ingredientes, si queremos hacerla en plan “super-casera” tendremos que elaborar por separado las otras salsas. Yo en un caso como este no me complicaría y usaría una buena mostaza y una buena mayonesa de bote, que las hay muy buenas.

Trucos para la salsa de mostaza y miel

Tipos de miel y mostaza tenemos muchas así que es bastante obvio que dependiendo de cuales usemos obtendremos una variante de la sala u otra. Mostazas con estragón, más acidas, dulces, de Dijón, etc…

El truco para conseguir la mezcla perfecta para tu paladar es utilizar tu mostaza preferida o varias mostazas diferentes y usar una mayonesa suave de forma que no tome demasiado protagonismo.




Receta salsa mostaza

Salta mostaza
Obviamente hay muchas mostazas en el mercado y de muy buenas calidades, pero siempre tenemos la opción de no meter la cuchara dentro del bote y condimentar lo que sea, sino trabajar un poco más a nuestro gusto la salsa y enriquecerla para hacer nuestra mostaza para nuestro plato.



 

Si lo que queremos es usar una mostaza para sandwiches o bocadillos o simplemente barnizar un trozo de carne por ejemplo como un ingrediente más de una de nuestras creaciones culinarias entonces la idea no es pasar por el proceso de crear una salsa de mostaza casera.

Aquí se trata de “pasar al siguiente nivel” de las mostazas, ¿habéis hecho una mostaza vosotros mismos alguna vez? Vamos a ello pues.

Ingredientes de la salsa de mostaza

Los ingredientes para esta salsa son bastante fáciles de conseguir, lo más probable es que los tengáis en vuestra cocina. El tema está en conseguir unos buenos granos de mostaza para elaborarla. Listemos a continuación los ingredientes.

  • 1 cucharada de granos de mostaza.
  • 1 cebolla.
  • 1/2 vaso de vino blanco.
  • 1/2 vaso de agua.
  • Un poco de pan frito.
  • 1 huevo.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimienta.
  • Sal.

Preparación de la salsa de mostaza

La idea es trabajar la receta en caliente, así que empezamos por pochar la cebolla con el aceite y y los pequeños trocitos de pan. Cuando esté todo bien pochado añadimos el vino blanco y vamos removiendo hasta que se evapore el alcohol. Añadimos el agua y lo hervimos todo hasta que esté listo para triturar.

La idea aquí no es hacer casi una mayonesa, pero añadiremos un huevo con sal y pimienta y agregaremos aceite de girasol hasta hacer una pequeña mayonesa ligera.

Triturando el resto de ingrediente y mezclándolos ya en un bol con un poco de energía tendremos ya nuestra mezcla base para añadir las mostazas que queramos y conseguir así nuestra deliciosa receta casera.

Trucos para la salsa de mostaza

Opcionalmente podéis utilizar una mezcla de varias mostazas para preparar la salsa. Quizás una mostaza más dulce con otra más fuerte, con pimienta o estragón y suavizar una mostaza de Dijón con otra diferente hasta conseguir el sabor perfecto para vuestro paladar.

Un toque de eneldo, estragón o azafrán podría darle un toque a esta salsa acompañando una buena carne con unos verduras al horno.

Receta salsa alioli verde

Salsa alioli verde

La deliciosa salsa alioli verde, de origen menorquín, es perfecta para acompañar patatas, verduras, fideuas, etc. Incluso en un buen bocadillo vegetal de esos que llevan “de todo”, y como no, también para picar, cuando tenemos los típicos palitos de pan o un buen pan de hogaza, cuesta mucho no tener la tentación de untar un poco en pan y degustarlo. Tened en cuenta que es muy calórica, así que no abuséis demasiado.




 

Esta receta enriquece el alioli habitual, si queréis conocer la receta del alioli tradicional, también la tenéis aquí.  En este caso vamos mejorar nuestra salsa de aceite y ajo añadiendo un solo ingrediente más, que es una gran cantidad de perejil muy fresco, y repito… una gran cantidad para que le aporte sabor, frescura y color, de forma que este quede totalmente verde y con un toque delicioso.  Además el perejil tiene muchas vitaminas y propiedades, así que no os lo penséis mucho y probadlo.

Salsa alioli verde
Bol de salsa alioli verde bien triturado.

Ingredientes de la salsa alioli verde

Los ingredientes los tenemos en casa, así que no vamos a tener problemas para abastecernos y preparar la salsa. Eso sí… nada de perejil de bote que no esté fresco, así que este ramillete lustroso y bien limpio que debemos de usar lo tenéis que tener. Por lo tanto los ingredientes serían:

  • Aceite de girasol o aceite de oliva virgen extra.
  • Huevo.
  • Sal.
  • Limón o vinagre.
  • Ajo.
  • Perejil.



Preparación de la salsa alioli verde

Añadimos todos los ingredientes menos los huevos, y ponemos muy poco aceite. Lo trituramos todos muy bien hasta tener la mezcla lista con todo muy bien molido. Con esto podremos evitar usar mucha cantidad de aceite y además habrán pocas posibilidades de que se corte.

Posteriormente añadimos el huevo y vamos agregando el aceite hasta conseguir el espesor deseado. Moved el brazo del robot de cocina con un poco de brío y lo tendréis listo en poco segundos. Probadlo, como siempre y corregidlo de sal si fuera necesario.




Receta salsa alioli

La salsa alioli es de origen menorquín, es decir, por si alguien tiene dudas sobre esto, hablamos de las Islas Baleares en España, y es una salsa muy polivalente que podríamos decir que es una mayonesa con ajo, deliciosa y que con un poco de pan simplemente ya es deliciosa.




En el fondo se trata de una mayonesa con ajo, que nos llevará unos pocos minutos hacer, puedes añadirle otros ingredientes y conseguir algunas variaciones interesantes como por ejemplo la que tienes en la receta del alioli verde que está hecho con perejil.

Ingredientes de la salsa alioli

Los ingredientes para la receta del alioli son muy pocos y los tenemos en casa, así que prepárate y vamos a ello. Estos serían:

  • Dientes de ajo.
  • 1 huevo.
  • Sal.
  • Vinagre o limón.
  • Aceite de girasol.



Preparación de la salsa alioli

El alioli tradicional, al igual que otras muchas salsas y platos se hacía con el mortero. Cierto es que puede salir muy bueno, pero como no queremos cansarnos vamos a el robot de cocina.

Por lo tanto, metemos en la batidora ajos, sal y un poco de aceite, el limón o vinagre y trituramos hasta que el ajo haya desaparecido prácticamente.

Nuestro consejo para que no se corte el alioli y además usar el menor número de aceite posible, es mezclar los ingredientes inicialmente inicialmente sin el huevo una vez bien triturado lo añadimos y agregamos aceite hasta conseguir el espesor adecuado. Recuerda que la idea también es que los ingredientes estén a temperatura ambiente, así que igual debería sacar los huevos de la nevera antes de preparar la salsa.

Muchas opciones de alioli más espesos o amarillos se hacen solo con yema de huevo o con un una yema de más. Pruébala y corrige de sal si es necesaria la salsa.

Puede servir como complemento de numerosos platos y es muy habitual encontrarla junto a pescados, carnes, pastas y, sobre todo, patatas ya sean fritas o asadas.




Trucos de la salsa alioli

Si usas aceite de oliva te en cuenta que vas a tener un alioli con muchísimo sabor, estará fuerte, igual mejor que uses aceite de girasol. Lo que sí puedes hacer es hacerla con una mezcla de aceites, y usar ambos para conseguir un sabor un poco más personal sin que sea tan fuerte.

El ajo será aquí quien haga que alioli esté más o menos fuerte, así que si pones más de 3 o 4 dientes conseguirás un alioli muy “rabioso”.

Si algún día vas a asar al horno alguna carne, pescado o patatas, coger dos o tres cabezas de ajo enteras y las metes en el horno a asar. El resultado será increíble, ya que podrás usar ese ajo que estará hecho pura “mantequilla” con sal y aceite para elaborar un alioli con ajo al horneado que quizás no hayas probado nunca y que además es más fácil de elaborar.

Si quieres darle otro toque de sabor diferente puedes añadirle también un poco de pimienta molida y le darás un puntito agradable. Incluso puedes usar las de colores para encontrar esos puntitos diferentes.